El año de 1968 lo recordaremos los católicos como el año en que, por primera vez, pisó suelo colombiano un sucesor de Pedro, el Papa Pablo VI. La presencia del Vicario de Cristo atrajo multitudes, pero también hizo llegar con claridad a nuestro continente que el Concilio era una apuesta de la Iglesia por su renovación, por su apertura al mundo, y que el Papa venía a confirmar en la fe a sus hermanos y a invitarnos a hacer un camino de anuncio fiel del evangelio.

En el norte de Bogotá, que apenas estaba en desarrollo, la caja de vivienda militar inició la construcción de casas destinadas como vivienda para oficiales de las fuerzas armadas y de policía. Así se daría igualmente inicio a la conformación de una comunidad católica que sería el germen de nuestra parroquia de San Maximiliano y que, con la ayuda y trabajo de tantas personas, llega a la celebración de sus 30 años.

Aunque la parroquia fue erigida canónicamente el 02 de mayo de 1986 mediante decreto No. 90 del entonces Arzobispo de Bogotá, el Cardenal Mario Revollo Bravo, fue la acción de personas concretas la que hizo posible que este barrio, Tierralinda, y barrios circunvecinos pudieran recibir la asistencia y ayuda de sacerdotes que ayudaron en la conformación de nuestra parroquia.

mas...

Desarrollo por San Pablo Multimedia